Diecinueve·Existencialismo y cariño

Moon

Le miré como si de la luna se tratase

como si quererme pudiese

como si de mi abuelo se hablase.

Le miré de la única forma que supe,

de la única que conozco,

con profundos sentimientos

aguardando a la hora que se marchase.

Le miré como si fuera lo único que había visto en la vida,

como si fuera lo único de mi vida

que tuviese

ese brillo tan

expectacular,

blanco y dulce,

y a su vez,

negro y esperanzador.

Le miré y recordé mirarme en un espejo bajo secretos,

sin quererme a penas, verme como si solo fuera la cara oculta de la luna que nadie intenta conocer.

Le miré y recordé como era mirar por primera vez el mundo con ojos que no eran los míos,

leí en él historias, que lejos de ser las mías, le pertenecían.

Historias que me descubrieron una persona que se marcharía antes de poder leerle a Poe.

Sus historias al fin y al cabo.

Le miré y supe que no quería mirar así a nadie más, y ya era demasiado tarde para pensar. Estaba enamorada.

One love.

-A.

Anuncios
Existencialismo y cariño

Decisiones.

Y si la vida son decisiones, yo ya tomé unas cuantas.

Y si se trata de nosotros, elegimos la equivocada. Decidimos alejarnos y no mirar atrás, querernos en noches en las que el ron nos hace imaginarnos en cuerpos que no son y en camas que no estamos.

Por eso, cada vez que cierro los ojos pienso en cómo volver a hacer las cosas en mi siguiente vida, en cómo no dejar escapar al no amor que me hizo correr hacia la libertad y amarme.

Pero lo peor, es que no cambiaría nada si se trata de ti, porque aunque soy un desastre y ni quererte se me da bien, mandar a la gente que me coma el coño sí y ni eso hiciste.

La vida son plantearte porqués pero sin que el miedo te impida ser libre.

Y que cuando me refiero a ser libre, me refiero a reír sin pedir perdón por no llorar; quiero decir que me refiero a ser esclavo de tomar nuestras propias decisiones.

Y aunque tu nunca fuiste de estudiar filosofía, te vuelvo a decir que si mi vida no tiene sentido sin ti, antes de que te vayas me ayudes a buscarle alguno. Nunca me ha gustado depender de alguien, pero siéndote sincera nunca me ha gustado nada en esta vida que no fueras tú.

Pero que si la vida se trata de no mirar atrás, quedan 27 dias para un diecinueve.

Ya sabes, dónde siempre.

No te olvides del tabaco, yo llevo el ron.

One love.

-A.

Existencialismo y cariño

Maletas hechas.

Hay un rincón en el abismo

que sigue llevando tu nombre

pero,

ahora me quiero tanto

que no sé si el abismo se seguirá acordando de quien eres.

Eso significa (te lo voy a explicar a medias)

que quererme es incompatible con quererte

que jodiste tanto lo que sentía

que comprendí que soy increíblemente mejor de lo que podías soportar

Aún así,

como rutina,

de vez en cuando

vuelvo

a quereme a medias

a abrirme en canal

para que puedan hacer de mi

un caos terrible, y unos añicos irresistibles para algunos.

Como si yo, estuviera expuesta para que hagan de mi lo que quieran.

Pero no.

El problema es que vivo en extremos de sentimientos, que en mi vida no existen filtros

para canalizar los pensamientos,

y tal como

puedes conseguir

que te diga te quiero

puedes

perderme.

Pero a lo mejor,

el problema no lo tengo yo

y lo tienen ellos

que necesitan

un control y jamás lograrán sentir

sin que nadie les digan que es lo correcto

o lo que no.

One love.

-A.

Existencialismo y cariño·Pequeños relato

Un sólo beso más.

Me conformo con un solo beso más,
con un te quiero aunque sea de mentira,
con una última tarde dedicada a mi.
Me conformo con tenerte unos minutos más a mi lado
creyendo que no habría ninguna última vez,
sabiendo más que nunca,
que no habrá más domingos con nervios por verte,
sino que volverán a ser esos domingos grises,
tristes porque ya no estarás tú,
diciéndome, una y otra vez, que me quieres
aunque no te crea (o sí, pero me gusta que me lo repitas).
Eternamente serás ese “te quiero, pero quiero ser libre” que más me ha dolido.
Y la sangre se congeló en ese instante, enfriando los cachitos de corazón que me quedaban, anulando cualquier posibilidad para reponerme.
Y se supone que el amor no duele, que si duele no es amor. Que las personas consiguen lo que quieren sin reparar en lo que les cuesta, no sólo a ellos, sino lo que les cuesta a las personas de las que te vas a aprovechar.
“Que el amor no duele, y que si duele no es amor.” Me lo repito una y otra vez, una y otra vez, a ver si en mi cabeza toma sentido y se convierte en realidad. Eso de que no sufra, y que si me duele que lo deje pasar; y él único método que conozco para sobrevivir es alejarme.
Pero no está sirviendo de nada si miro las fotos cada dieciséis minutos, no sirve de nada porque yo no solo quiero un beso más; yo quiero muchos besos más.
Pero no puede ser que sigas pensando ni yo sufriendo.
Pero por favor no me prometas que me lo dirás, que me dirás que me quieres ni que me darás muchos besos de última vez.
Porque sí, yo me conformo con un solo beso más pero después tienes que dejarme completamente.
Porque que me conforme no significa que no quiera que vuelvas a hacer de los domingos lo mejor de la semana y de mi vida.

Pero mejor estate quietecito.

One love.

-A.

B·Existencialismo y cariño

Septiembre.

Para algunos eres quién da nuevas oportunidades después de ese amor de verano o de esa amistad que se fue a la mierda (por muy eterna que creías que era). Otros, te muestran el odio mas profundo que te tienen, por ser el comienzo de los estudios, por ser el final de esa no rutina que hacía a uno muy feliz…

Pero no entienden, que Septiembre es magia. Que no señala el comienzo ni el final de nada, porque eso lo marca cada uno todos los días de su vida.

El verano acaba, pero empieza el otoño, caen las hojas y con eso la esperanza de que las promesas se cumplan. Caen las promesas mientras ves fotos de los tres meses en los que no hiciste absolutamente nada y a la vez lo hiciste todo.

En realidad Septiembre es magia porque marca un antes y un después en la vida de cada uno, porque no cualquiera sobrevive a un verano ileso, que me faltarían partes de mi cuerpo para numerar las hostias que te has dado contra el suelo, las personas que ya no están y las nuevas, que tampoco van a durar mucho.

El problema lo tenemos nosotros, que no se que voy a hacer ahora que no existimos, estoy tan segura que el viento (S)opló las cenizas de la primera hogera que hicimos.

Déjame decirte, que no te soporto que no dejes de ser (e)terno, que vas con aires de yo lo se todo, pero eres un maldito mes más.

Que (p)ierdes la magia en cuanto te acercas a números con nueves, porque pasas demasiado rápido y a la vez demasiado lento. Que me pierdes y te pierdo según aparece el diecinueve en el calendario. Vuelvo. Vuelvo a ver las mismas caras de siempre. Con las mismas disputas y con los mismos secretos.

Y yo pienso en si caerme a tu abismo, que me falta alguien que ha hecho de (t)(i) el peor despojo de la vida. Pero si él pudo, seguir apreciando tus sonrisas, yo también.

Pero t(e) odio, y a la vez sigues siendo lo mas esperado del año. Eres el que se encarga de e(m)(b)argar todos los vienes de mentira que conseguimos con alcohol y sol de por medio.

Lo (r)aro es que nadie que no cumpla años contigo, t(e) quiera. Lo raro es que nadie, se de cuenta de cuanta falta nos haces a todos.

Porque eres el único que convierte las noches en cosas diferentes, que los domingos no son grises ni tristes pero pegan con todo. Haces que las ojeras convinen con una chaqueta de punto y zapatos de tacón, y a la vez con el primer pijama que saques del cajón.

Nadie se da cuenta que te necesita, hasta que llegas, después nadie quiere que te marches.

One love.

-A.