B·Existencialismo y cariño

Noviembre

Tal vez,

cuanto mas altas estén las expectativas más impacto nos da la realidad.

Tal vez,

cuanto más persigamos algo, más lejos nos quedará.

Y al final es una regla matemática, y a mi aunque no se me daban mal las matemáticas nunca supe aplicarlas a mi vida.

Era algo así como, más por más más, menos por menos más y menos por más menos. Y me quedo con que juntos somos más y mejor.

No debemos nunca forzar los sentimientos, que lo que tenga que ser al final ocurrirá, que si de verdad tiene que ser será. Y habrá muchos -meses- y muchas -personas- antes de mirar por la ventana del coche y entender que la luna no te persigue, que es al revés.

Somos mucho de decir que no, de echarnos atrás cuando tenemos las cosas delante de las narices, de intentar olvidarnos cuando estamos enfadados, y hacer como que no pasa nada hasta que pasa.

Somos mucho de querernos mucho y mal, o de querenos bien y poco. De correr detras de uno cuando el otro solo quiere vagar entre las hojas y pisar charcos para llegar a la luna.

Ya es noviembre

y me dices que no vuelves

que me quieres

pero despareces.

Me dices que no puedes,

que no debes,

y no sé, si sabes, que me hieres.

Ya termina noviembre,

dices que lo sientes,

que lo podemos intentar, eso de querernos al mismo tiempo, de darnos besos bajo la lluvia y el frío de Madrid, mirar las luces tempranas de una Navidad que nunca volvió a ser igual.

Terminó noviembre, y al final te he estado buscando en cada boca que he besado, y si tiene que ser ven, que te necesito.

Empieza diciembre, no me falles,

no quiero que te marches.

One love.

-A.

Anuncios
Diecinueve·Existencialismo y cariño

Como El diario de Noa

Llegará el momento en el que digas no te voy a llamar más, y terminarás regresando.

Siempre terminas volviendo a aquel lugar del que te fuiste por error.

Porque siempre intentas hacer que los errores sean volátiles,

que insuflen versos de amor,

y que se conviertan en ese puente del que te quieres tirar cada madrugada de sábado.

Pero aunque te empeñes, yo no te voy a escribir Los versos mas tristes esta noche a ritmo de una canción desesperada.

Yo soy más de escribir cuando me joden la vida, y tú te quedaste en una copia barata de un amor pasado; pero lamentablemente no llegaste a la tercera cita donde el postre éramos nosotros,

sucios, muy sucios, en una playa de camino a casa.

No llegaste a comerme el coño, y aunque nuestra historia podría ser de telenovela, yo quería más una historia como El diario de Noa, que te busque y después de follar me de cuenta de que te echo en falta.

Pero aun así, no esperé un perdón, ni una reconciliación. Esperé un “te quiero”, en una boca que solo escupía mierdas de esas que dan esperanzas. Esperé un “vamos al fin del mundo, que te bajo las estrellas”, y recibí una hostia bien estrellada.

Te fuiste, con un cuídate, siempre seras mía. Y damos tanto asco, como tu despedida.

Lo peor es,

que siempre lo has sabido

y no hiciste nada.

Ahora no espero nada, así duele menos que no llegues.

One love.

-A.

Existencialismo y cariño

Verdades a medias.

Después de luchar contra el tiempo, de querernos sin apenas conocernos, de pelear en una guerra que no era nuestra (aunque fuimos los causantes).

Después, lo perdimos todo.

Perdí la seguridad que tenía en quererte

me perdí, y te perdí.

Pero no ocurrió como se pierden las cosas grandes,

porque lamentablemente lo nuestro no era algo grande,

te perdí porque jugaba con hacerlo, soñaba con ser libre con luchar porque me quieran y por enamorar a alguien que quizás ni me conociese en realidad.

Porque adoro lo seguro, el pisar firme, pero no si se trata de sentimientos.

No me gusta estar con alguien que sé que tengo, no me gusta lo fácil y a la vez complicado. A mi me gusta… No tengo ni idea de lo que me gusta, pero sé que tú no.

No había un nosotros, asique que no te apene.

¿Y sabes qué? Por eso te perdí, porque no encajábamos y porque no hice nada por mantenerte a mi lado. No quería tenerte.

Tú siempre has sido de cortar rosas para regalármelas, yo de verlas crecer. Ahogaste el ramo que me diste buscando perdones en idiomas diferentes sin de verdad arrepentirte de nada.

Y es que, yo ya no busco causas, simplemente atajo las soluciones.

Y que te vayas de mi vida es una, asíque no le hagas copia a la llave porque voy a cambiar la cerradura.

One love.

-A.

B·Existencialismo y cariño

Imagínate.

Imagínate tú viéndote como yo lo hago, a través de mi. Sintiéndote como te siento, cada vez que me acaricias suavemente el brazo o cuando me tocas el pelo.

Imagínate verte como te veo yo, tan desaliñado y efímero. Verte como te enfadas y creas discusiones absurdas, verte cuando no me crees o cuando te hago cosquillas.

Creo que no hay paraíso alguno, que no esté en tus ojos. Qué me elevas a la novena dimensión cuando me miras, y ya no te digo cuando me doy cuenta que me quieres.

No sé, pero la caída es jodida.

Y si te vieras a través de mis pensamientos ahora mismo, te odiarías por hacer las cosas tan mal. Te arrepentirías tal vez, por besarme cuando no debías porque me destruíste.

Me destruíste como se destruyen las cosas que se quieren, con un “déjate llevar”. Con fuego y destrucción, con amor y odio.

Me rompiste y ahora no se por donde empezar. No tengo ni idea de cómo querer a alguien que no conozco, como recomponer y poner en ti la confianza que me lleva a saber que solo en mí buscarás lo que encontraste, y que solo de mí querrás besos.

No tengo ni puta idea de como empezar algo que no existe, de que coño somos y de que sentimos.

Y nunca fui de pedir ayuda.

Lanzas me gustas a alguien que no te lee, y yo por si acaso no me doy por aludida. Porque cuando preguntas te derrumbas. Y es verdad eso de que las preguntas que más duelen son de las que ya sabes la respuesta, pero insistes.

Y por una vez el corazón y el cerebro están de acuerdo, no merece la pena. No hay nada que hacer, ni que sentir.

Pero no me gusta que me digan lo que tengo que ser, y yo soy contigo lo que con nadie fui. Y entonces estalla la guerra, tú estás como ausente y dormido

y yo mientras, envuelta en insomnio.

A ver si mañana, las ideas estan más claras, y que si me propongo olvidarte pues ya si eso me lo pienso el domingo que viene.

One love.

-A.

Existencialismo y cariño·familia

Tocando el cielo

Y lo peor sucede cuando te enganchas a tu propia historia,

cuando abres los ojos y decides cerrarlos,

cuando corres en camino contrario a la magia

cuando quieres y te alejas, cuando te alejas pero vuelves, o cuando vuelves pero te quedas lejos.

Estábamos formados de miedos y deshechos, éramos lo que nos enseñaron a ser.

Nos quedamos en compartir ciudad y un par de recuerdos, aferrarnos a los besos que no nos dimos y odiarnos por los que si. Con mil noches a medias, insomnios y secretos. Llamadas fugaces para saber que nos echamos de menos,

gritos en la calle echándonos de nuestra vida,

mensajes para saber que ahí estamos, que seguimos siendo nosotros.

Botellas de ron tiradas en el suelo y vientos que apagan los cigarros que me recuerdan a ti,

otoños con promesas que se mantienen, y noviembres que te recuerdan que puedes con todo.

Una historia que me eleva, tocando el cielo sé que (la hostia es más fuerte, pero) quiero llegar más alto.

Al final, somos lo que los demás han hecho de nosotros, somos de las personas que no tenemos, que dijeron no voy a volver pensando que lo iban a hacer pero aún no aparecieron.

Y no sé, sea tarde o no, seguimos. Seguimos pensándonos sin motivos.

La guerra ya ha acabado y nosotros no estamos preparados para dejar de ser.

One love.

-A.

B·Existencialismo y cariño

Domingos

Hoy he buscado un folio en blanco, no he encontrado ninguno, todos me hablaban de él.

Me puse a garabatear en uno, tachando el silencio que no dejaba de hablarme de él.

El bolígrafo que sujetaban mis dedos dejó de escribir.

La rabia hacía del cuarto una nube de bolas de papel arrugadas, cachos de hojas rotas, de bolis destintados por la rabia.

Que te voy a decir, ayer fue sábado y no dormí bajo una noche de estrellas, y menos aún alguien me dijo que durmiese bien, que por la mañana me despertaría viendo su mirada.

Hoy he buscado el Punto G de nuestra relación, y no llegamos. Dolía demasiado.

El cigarro me sabe a ti, y tú me sabes a él; que lío.

Que gris está este domingo, buenos días.

One love.

-A.