Existencialismo y cariño

Poesía eres tú

Las teclas del piano haciéndose eternas mientras se dispersan en la nada,

tu pelo alborotado y tu sonrisa a cámara lenta,

el no conocerte nunca pero tener la sensación de haberlo hecho,

los átomos haciendo de las suyas

y la gravedad cansada de sus leyes lo ha puesto todo patas arriba.

El café por la mañana derramado

y aquel libro que nunca terminamos,

la poesía sin manta,

el dejarse llevar y salir corriendo

nuestro brillo y las mariposas que tienen miedo a volar:

vernos arder,

proclamarnos dioses sin territorios

volar tan alto hasta desaparecer entre purpurina.

Poesía y otras formas de vivir.

One love.tumblr_mwir4w2xJ91rdne98o1_400

-A.

Anuncios
Diecinueve

¿A dónde se van los besos que nos damos?

Aún no he terminado de filmar cómo derramamos odio hasta hacernos desaparecer,

he caminado y vuelto a crear nuestros lugares

y sin superar que nos marchamos furiosos y con ganas de más

dejé de dibujarte de todas las formas en las que conocía:

tenía que irme destruyendo las ganas de que volvieras.

Nunca nos prometimos nada

pero siempre estuvimos para hacer nuestro mundo de colores,

para hacernos felices

y lanzarnos al precipicio sin mirar atrás:

fuimos tan pasado que pasamos de página.

¿A dónde vamos cuando nos recordamos?

Supongo que volvemos a empezar,

que nos miramos en cualquier estrella

y nos sentimos en cualquier canción.

Supongo que caemos en picado cuando nos despertamos

y entendemos que nuestra historia no existe: tantos años para nada.

¿A dónde van los besos que nos damos?

Todo amor tiene su horizonte inalcanzable,

las caricias tatuadas por si la memoria falla

y los besos escondidos en la mirada,

en la melancolía cuando acariciamos los “te echo de menos”,

en el anhelo de no volver a vernos (o tal vez sí).

No tengo ni idea de adonde se van nuestros besos

pero confío en que nunca desapareces del todo,

que ningún fuego ha podido ahogarnos.

No tengo ni idea de adonde vamos pero:

quédate y no te vuelvas a ir.

 

One love.

-A.

4c539be32aa3fa83b04e5089847dc93a

Existencialismo y cariño

Éramos impredecibles

Será la forma en la que tú y yo decidimos quedarnos,

el momento en el que el mundo se (me) viene a bajo

y deja de tener sentido eso de quererte.

Será la forma en la que nos demostramos que buscamos cosas diferentes,

o el luchar contracorriente

sin saber a donde queríamos ir.

Será lo que fuimos y dejamos de ser;

para convertirnos

simplemente en unos del montón.

Tú eres el que dice lo que quiere,

menos a mi;

y yo soy de guardar silencio

cuando las respuestas van a hacer mas daño a quien las da,

que a quien las quiere escuchar.

Y eso, me deja fuera de la liga;

porque yo solo sé que te quería a ti,

que podría recorrer las mil maravillas

y seguiría sin encontrarles el encanto;

porque para mi:

la maravilla eras tú.

Y no sé porqué,

a lo mejor no llegamos hasta el final,

pero quiero disfrutar cada melodía que nos toque bailar,

sin saber en que lugar vamos a despedirnos;

quiero que nos agarremos fuerte

y acariciemos los miedos hasta que se calmen.

Será la forma en la que la ciudad se envuelve con las luces de Navidad,

o la forma en la que desaparece el frío cada vez que te mantienes lejos.

Será que éramos impredecibles,

pero ahora ya no te necesito,

al final,

no eras para tanto.

One love.

-A.

familia·Realidades

Resistencia

El respirar y dejar de sentir,

el paraíso al que nos transporta la tormenta,

el ruido de esa despedida,

el llanto desquiciado,

el olvido deseado y perseguido.

Un roce delicado,

como si de terciopelo se tratase,

como si tu voz explosionase ante la infinidad de colores.

Los modales desquebrajados,

una muerte tenue pero con brillo,

la preciosa locura que conllevó la distancia de tus abrazos.

Vencer y perder al mismo tiempo,

el poco que tenemos,

el contabilizarlo con afán de volvernos eternos;

una eternidad que arrebató la ataraxia que alcanzaba contigo a mi lado.

La posibilidad impredecible de perderse en la desesperación de los recuerdos,

de perderse en los recuerdos que nunca podremos crear.

La cara temblorosa,

el miedo,

la resistencia de no querer irse

y el no querer dejarte marchar:

la esperanza que ahogaba la desoladora realidad de la que ninguno saldríamos ilesos.

La ira y el fuego,

la sensación de haberlo perdido todo,

por haberte perdido a ti.

Ferozmente la vida nos devora y mientras

te echamos de menos.

Te quiero,

de tu nieta (favorita).

One love.

-A.

Existencialismo y cariño·familia

Olvidos y besos

Creo que es imposible explicar con palabras lo tanto que podemos querer a alguien,

que es imposible olvidar a quien quisimos

o demostrar lo tanto que lo hacemos.

Creo que debemos de dar la vuelta atrás y dar los abrazos que el tiempo nos permita,

tenemos que aprender a quedarnos cuando es necesario,

dejar de huir y mirar atrás para aprender a reconocernos.

Creo que del miedo a las alturas te cogí manía,

debemos de olvidar las cicatrices y aprender a convivir con ellas,

olvidar es perdonarse

y es hora de empezar a cuidarse y dejar los duelos para más tarde.

Hemos tenido que cerrar muchos libros,

despedirnos más de veinte veces

cambiado de significado

y completado aquella historia.

Él ya no está detrás de esa ventana,

y ella está en otras metas;

y aunque lo hemos intentado

las segundas partes nunca salen bien.

Las personas tenemos solo una oportunidad para ser herida o sonrisa,

y cada quién elije como quiere ser recordado.

Creo que nunca hicimos las cosas demasiado bien,

y que nunca nos supimos perdonar de verdad.

Creo que a veces llega alguien que con su sonrisa y su calma

convierte tu vida en una hermosa revolución,

una mano que te sostiene y que si hace falta se hunde contigo;

conoce tus sueños y acaricia tus miedos;

creo que cuando menos esperas

alguien llega y apuesta por ti.

La vida necesita más personas como tú,

más comerse el mundo y menos comerse la cabeza.

Creo que los propósitos de año nuevo, son una falacia

que esconden lo que de verdad queremos ser;

y mis propósitos están vacíos.

Debemos dejar de cerrar los ojos para pedir deseos,

y abrirlos bien

que a lo mejor tenemos que aprender a mirar(nos);

a decir “quédate” sin arrepentirse después.

Que aunque te vayas

y vuelvas,

somos una historia de temporada y con poco tiempo.

Que aunque apenas te reconozca,

mejor lo dejamos así

que sigo confiando en verte

cualquier día

sin planearlo

por casualidad.

Que a veces la casualidad es puro destino,

y que tenemos que empezar a escribirlo antes de que se nos acaben las ganas.

Creo que las personas son lo que piensan de madrugada en la penumbra de las luces de Navidad,

que quieren a quienes recuerdan por cualquier tontería en una calle abarrotada.

Para el 2019 no pido nada,

me pido a mi muy feliz,

a quien quiero que también lo sea;

que quien haya estado a mi lado

y me haya hecho más reír que llorar

que se quede.

Que los planes se tuerzan y nos sorprendan aún más.

Que nada salga como lo previsto, que salga todavía mejor;

que escribamos más a quien ya no está,

que llamemos menos y besemos más.

Que demos muchos besos a mamá,

que le digamos lo guapa que está

y la hagamos sonreir de verdad.

Que dejemos de ayudar y nos pongamos a hacer lo mismo,

que nos amemos más

y que la lotería a mi me ha tocado

si vivimos un poquito más.

Que cada año, abuelo,

seguirás en mi como el día en el que me conociste,

y cada año con más fuerza

a tu salud

me levantaré

para vivir por ti y por mi.

navidad.gif

One love.

-A.

Existencialismo y cariño

Un día

Un día le gritaremos al mundo

que aquí estamos,

que lo hemos logrado,

que mientras mantengamos las manos entrelazadas

y las miradas con brillo

no habrá obstáculo que no podamos sobrepasar.

Que hemos sido de cerrarnos los ojos,

de sudar demasiado cuando yo te sentía muy lejos,

de escribir culpas y alejarnos un poco más.

Los trenes a veces llegan con retraso,

las paradas se volatilizan

y las distracciones nos hacen pisar el charco;

pero siempre sabemos como encontrarnos.

Te observo desde la poca luz que hay en las trincheras,

desde aquellos versos que ahora ni tú ni yo sentimos.

No sé las veces que fabriqué pros

ante la enorme lista que me llevaba a dejarte ir,

no sé las veces que acaricié las heridas para que no dolieras tanto,

no sé las veces que me negué a abrazarte por última vez.

Y aunque siempre nos digamos que ya nunca más,

terminamos volviendo a dónde reímos sin parar,

a quien te absorbe la energía;

y yo volvía a la única mirada que confiaba en mí.

Me lanzas a los precipicios más increíbles que he visto nunca,

y por eso me merecías la pena

porque nunca ha sido fácil

pero estamos aquí para volar.

Un día, nos veremos con alguien

y nos recordaremos entre miradas lo que nos hemos querido,

nos veremos en el reflejo de un espejo

y diremos que no nos queremos volver a perder;

que perderse solo merece la pena si es juntos.

Un día, querrás prender el fuego y revivir la poesía en la que nos fundimos;

pero yo

lejos

no me daré la vuelta

para ver

el vacío en el que te has convertido.

One love

-A.

Diecinueve

Adiós.

silencio.

el crujir del viento.

una ventana que quedó abierta.

sosiego.

cristales rotos.

cenizas esparcidas por la historia.

un tren con salida inmediata.

canciones repetidas.

ausencias.

desesperación.

el sonido de tu respiración

haciendo temblar

cada parte de mi cuerpo.

hogares abandonados.

estancias de lujo.

sensaciones.

catas de despedida.

escondites abarrotados.

besos prohibidos

y caricias que lo son aún más.

miedo.

tormenta con el cielo despejado.

una voz desquebrajada.

llamadas perdidas.

el pelo mojado.

lunares.

mensajes sin contestar.

cartas escondidas.

tú.

yo.

adiós.

One love.

-A.

Existencialismo y cariño

Esta es mi despedida

Una vez me dijiste

que ojalá alguien quisiera hacerme el mismo daño que puedes hacerme tú;

que nadie en el mundo podría quererme como me querías tú.

Y sé que no.

Seguramente,

hay quien me quiere de una forma mucho más sana

y menos dominante;

seguramente,

hay quien prefiere deleitarse del aire sin contaminar

a enmudecerme y clamar por un dolor inalcanzable.

Nunca te olvides que querer es libertad,

y tú eres lo menos parecido a volar que haya existido.

Aunque tú hayas destrozado cada ápice de silencio que existiera

aunque te convirtieras en algo indescriptible

no puedo decir que lo lamento.

Supongo,

que esa es la moneda de cambio que uno recibe

cuando prefiere ver arder lo que otros han creado,

a ser cómplice de la creación.

A ti, que has roto más sonrisas de las que has provocado,

debo decirte adiós,

para proteger todo brillo que se haya refugiado

porque aunque dicen que en las trincheras también nacen flores

prefiero no esconderme,

mirar(te) a la batalla de frente

y despedirme.

Lamentablemente

para que una poetisa te escriba

debes de haberle hecho mucho daño

o

hacerla realmente feliz.

¿Te imaginas quién eres tú?

One love.

-A.